El Liderazgo de Conciencia es un sistema pedagógico que maximiza tu liderazgo y desarrollo personal a partir del autoconocimiento, de la comprensón de las ciencias humanas y el trabajo sobre las potencialidades que forman parte de ti.

Por qué 

Experimentar seguridad y confianza en ti mismo, tener relaciones sanas y equilibradas, y desarrollar una capacidad de influencia y contribución a los demás en forma de liderazgo, no son actos automáticos ni espontáneos sino un procesos secuenciales y matemáticos cuyo punto de partida es el conocimiento profundo de uno mismo y del mundo que le rodea.

Para qué

Tu capacidad de liderar tu mundo interno -lo que piensas, lo que sientes, lo que dices- y las decisiones que tomas, no sólo configuran tu vida a cada instante y muestran tu capacidad de aportación al mundo, sino que tienen una relación directa con tu propia satisfacción personal.

Consciente o inconscientemente, todas estas decisiones, nuestros hábitos, nuestras maneras de relacionarnos, tienen como propósito principal experimentar ese estado de plenitud interna al que en Fase4 llamamos “estado óptimo” pero sin embargo, a menudo, el desconocimiento de la ciencia que rige nuestras vidas y de nosotros mismos, nos conduce a posiciones, decisiones y acciones equivocadas.

A menudo los individuos, a pesar de que apostemos por nosotros mismos, necesitamos la adquisición y desarrollo de habilidades internas que le permitan descubrir y usar el máximo de nuestro potencial en nuestra propia experiencia de vida consiguiendo con ello un liderazgo alineado con nosotros mismos, un liderazgo en plenitud.

Para quién 

Este proceso pedagógico está indicado para aquellos que apuestan por ellos mismos. Es un camino de autodesarrollo que te garantiza activar el estado de plenitud y satisfacción a través del conocimiento y el autoconocimiento liderando las diferentes facetas de tu vida.

El autodesarrollo que permite este Liderazgo de Conciencia trabaja con la fuerza motora que brinda a un individuo la posibilidad de construirse a sí mismo de manera permanente. El autodesarrollo o autotransformación es entonces un proceso que parte del conocimiento de ti mismo para acabar desarrollando la habilidad de liderarte a ti mismo, tus relaciones y tu capacidad de servicio. No es un proceso automático, es un camino que requiere tu compromiso y dedicación en el que, eso sí, tienes la recompensa garantizada.

Un individuo que apuesta por sí mismo necesita la adquisición y desarrollo de habilidades internas que le permitan descubrir y usar el máximo de su potencial en su propia experiencia de vida para alcanzar la plenitud. Hacia ello están orientados los diferentes programas sobre Liderazgo de Conciencia desarrollados en Fase4.